Micro relato desde el metro

El subió sin saber que le seguían, nadie se dio cuenta, en el vagón parecían ignorar su presencia, quizás por los olores concentrados de la soledad de la gente o bien por los sonidos de los móviles que intermitentemente le ponían banda sonora a su historia, finalmente sin saber como le alcanzó y le llego el tiempo de madurar.

Fin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s